domingo, 30 de noviembre de 2014

LA FELICIDAD

Groucho Marx dijo: «Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…».
Para algunos Groucho parece muy perdido en su concepción materialista de la felicidad pero lo que no aprecian quizás sea el objetivo de la frase, ya que ésta no persigue precisamente definir la felicidad sino suscitarla. Efectivamente, la risa es una  manifestación de nuestra felicidad.  Pero, ¿por qué nos cuesta tanto definirla, explicarla o conseguirla? Hay tantas explicaciones, acercamientos y concepciones de la felicidad como personas ya que  cada uno de nosotros construimos nuestra propia idea, aunque a veces equivocada de la misma. Recordando a Maslow la felicidad puede ser la satisfacción de las necesidades cubiertas, desde las más básicas hasta las más complejas de carácter social y cultural. Pero no basta tampoco con cubrir necesidades sino que además tenemos que ser conscientes de que es así y disfrutar del momento.

Para Mayer la persona consciente de sí misma es aquella cuya claridad emocional impregna todas las facetas de su personalidad; personas autónomas y seguras de sus propias fronteras; que tienden a tener una visión positiva de la vida, que cuando caen en un estado de ánimo negativo no le dan vueltas obsesivamente y por tanto no tardan en salir de él. Su atención les ayuda a controlar sus emociones. Es precisamente ahí en el control de las emociones donde para Goleman reside la felicidad, y una de las capacidades fundamentales dentro del concepto de inteligencia emocional. Esto se fundamenta en la idea de que no somos felices por casualidad sino que controlamos nuestra vida y por tanto nuestra felicidad. Somos felices porque queremos serlo. Así de fácil. Por tanto podemos controlar nuestros sentimientos y como consecuencia nuestra propia felicidad también. Meng un empleado de google dedicado a fomentar este aspecto en su empresa ha llegado a la conclusión de que para ser feliz hace falta:
La meditación: ser consciente del aquí y del ahora.
La conciencia: hacer un registro de los momentos felices

El altruismo: desear la felicidad de otras personas.
Mas sobre la felicidad: El cerebro feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada